Franela Inc.

Recuerdo que cuando estaba en la universidad las cosas eran bastante diferentes, era un tipo normal, que le gustaba disfrutar de su vida universitaria, un poco de trova, un poco de juergas, un poco de estudio un poco de todo.
Nunca me gusto la franela ni hacerle seguidilla a los profes, realmente me acercaba a ellos cuando tenía una duda irresoluble con un viaje a la biblioteca, jamas rogue por una nota asi me fuera a quedar un ciclo más por jalar calculo nuevamente.
Nunca me interesó hacerle la conversa a un profe acerca de sus investigaciones no porque no me importara la carrera, si no porque simplemente no me llamaban la atención. Nunca seguí al profe viejo mentor de mentores, pues me daba asco como acogia en su protección a aquellos que le eran util y mientras les fueran útiles, fui fiel a mis convicciones, escuchaba algo de pop, rock, nada de seguir mucho que digamos la corriente general, no porque quería darmelas de rebelde sino porque no me interesaba, cuando aparecía algo que me llamara la atención me acercaba lo aimilaba y nada más, realmente me molestaba la gente que piensa que te debses volver un “alguero” si parte de ese algo te gusta.
Fui consejero de la facultad, posición firme, y ligada a mis democráticas convicciones de entonces, fue un lugar en donde aumentar fricciones con los señores del saber y la verdad universitaria. Me llegaban los chancones que estudiaban por la nota y no por el gusto de hacerlo.
Cuando necesite de algo, un apoyo para las prácticas un laboratorio para desarrollar mis experimentos en los dos ultimos semestres, solo obtuve indiferencia, indiferencia por negarme a ser mediocre a esperar dos horas a un profe por una nota, a mostrar sonrisas sobre algo que no me interesaba.
Normal pues, donde hay un outsider, siempre hay otro, busque entre los profes encontre a uno armamos un proyecto y voila, todo listo, y acabe lo que tenia que acabar.
me llega la argolla,memolesta en demasía, argolla es lo contrario aamistad, es la institulación del abuso, y la franela, que asco.
Y ahora que queda, estoy en un trabajo, gracias a ser un outsider, un trbajo que paga que me gusta y que da prestigio, si pues me aleje de las corrientes por desde el inicio, no por quererser el rebelde way, simplemente fue porque lo tradicional no me llamo la atención nunca, mucha gent, mucho uso, mucho abuso, mucho floro.
Si los cuentos hubieran sido ciertos, logicamente no habrían biólogos pobres.
No pues no me crei, ni quise creerme, ni que pareciera que me creia los cuentos sobre el futuro, no soy floreable al menos no en ese aspecto.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.