Navegando

Hoy, después de un par de meses salí a navegar a hacer unas inspecciones, que bien se siente estar a mar abierto, corriendo las olas, moviendote de un lado al otro, saltar de la embarcación, volver a saltar hacia la embarcación, genial.

El mar en sí, estuvo bastante movido, con andanía como dicen por aca, eso quiere decir que debido al viento y a la corriente, se generaban olas más o menos grandes entre las cuales debíamos maniobrar.

En fin sentado en la cabina de pasajeros se sentía ese subir y bajar de las olas, un personal nuevo gritaba como niñas al sentir los bajones de hasta 2 metros que la embarcación puede sufrir…jajaja, me hacian reir, uno con la experiencia los siente pero no te afectan…me hizo recordar a mis primeras veces en el mar picado, esas si fueron memorables.

Recuerdo con mi EPP nuevecito bien arreglado yo subiendo para una inspección…uhm el mar, la brisa el sol, nada haría presagiar el tormento que iba a ser el regresar a lass 6 de la tarde contra corriente y con vientos en ráfagas, la sensación que uno puede percibir en ese momento se describe como estar montado en una montaña rusa que no deja de balancearse y que tiene cada 20 segundos uno de esos bajones en que sientes que el estómago se te sube por la garganta, esa sensación fuerte de caída inesperada, bueno prolonguen eso continuamente durante 3 horas seguidas sin parar siendo por ratos cada vez peor, escuchando alarmas sonarle a la embarcacion por todos lados (después me enteraria que son del nivel de agua y aceite de los motores que con tanto movimeinto se activan), mientras que el motorista y los marineros corren frenéticamente de un lado a otro y bueno, a uno que no conoce solo le queda ajustar los dientes para no vomitar cerrar los ojos, ponerse el salvavidas y rezar y rezar, en la trinchera nadie es ateo, al menos asi me han dicho.

y nada ver a esa gente hoy me hizo recordar las primeras travesías, los primeros enfrentamientos al mar, las mojadas en cubierta, los tropezones, las sacadas de mugre contra algo…y ese pensamiento desesperado que te hace creer que nunca lo lograrás, pero ya ves, es cuestión de tiempo

Anuncios

Una respuesta a “Navegando

  1. Me gustó el post.