Cookie enjaulado

Bueno me siento en una prisión, dado el poco tiempo que me separa de mi liberación y el hecho de largarme de ciudad Hoyo y regresar a la realidad, me tiene emocionado y bueno hay que confesarlo, un poco asustado.

Basicamente largarme de Ciudad Hoyo es quedarme sin trabajo, hay ofertas y todo lo demás, se que voy a encontrar algo y espero no demorarme mucho.

Como sea, la espera desespera, falta exactamente un mes para que mi plazo se cumpla, y digo mi plazo no porque haya un contrato ni una obligación, solo hay un compromiso conmigo mismo, el compromiso de seguir para adelante y siempre arriba, es eso que me he propuesto seguir siempre.

Creo que por mi particular forma de ser, ha sido dificil consensar con alguien, basicamente no le entro a la cochinada y cuando no estoy de acuerdo con algo lo digo, eso es algo que en este país no es muy valorado, tener principios..juat!! es lo primero que piensa la gente dandote esa mirada con la ceja semilevantada y haciendo un esbozo de risa sarcastica “…asi no vas a llegar a millonario…” me dijeron una vez, yo respondi que probablemente no, pero que tendria una buena mujer y cara para verme al espejo….so cornudo (bueno esto ultimo solo lo pensé).

A decir verdad en los últimos meses, he ido a un numero de entrevistas de trabajo, todo chevere, solo que el cookie o cobra mucho o anda muy lejos, en fin, los vientos cambiaran saliendo de aca estoy seguro.

Ya, me han dicho desde ingenuo hasta idiota pro esta descición, de plano, en las entrevistas cuando digo lo que voy a hacer me quedan mirando con esa cara que dice o este esta o muy cojudo o muy confiado.

como sea me largo, de este lugar de m, a una nueva aventura, que le esperará al cookie una vez que salga de su jaula…..chanchanchaaaaan.

ya no sean pesimistas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.