Trabajando como negro

Nada, y es que estos ultimos días el trabajo ha estado recargado, trabajando hasta tarde, levantándome desde muy temprano, lo que podríamos llamar a horas obscenas, ha sido mi pan de cada días en esta semana, y para ser honesto no me siento ni cansado ni agotado, creo que es el tipo de actyvividad que necesitaba para salir del letargo en el que me encontraba, eso y bueno el hechode que mi adorado retoño esta en camino.

La cosa esta asi, desde que me enteré que mi hijito venía, he tenido sin querer que hacer horas extra, hay oportunidades de trabajo que se presentan y a las que me presento, Dios quiera pueda obtener algo mejor, como sea parece que el bebe viene con pan bajo el brazo, no literalmente, pero al menos me ha imprimido unas energías alucinantes, me siento bien, los roches de la chamba, pasaron a segundo plano, ahora muy pocos cosas me llegan a afectar realmente, mi mundo se redujo a 3 personas, ella, mi cachorro y yo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.