Hace frío…

Pues esta vez me toco subir un poco más alto que la vez pasada, me toco dirigirme a donde las montañas rascan el cielo y se llenan de los pedacitos blancos que caen de tanto rascarlo, la helada temperatura nos dio la bienvenida mientras entrábamos en esa especie de vasija formada por las montañas de picos blancos en cuya base esta la operación minera.  

Un Halo helado descendía de las montañas como un aliento helado, las montañas de ese tazón nos recibían con una tenue nevada, la preocupación por el camino helado y el novel conductor hacían que esa sensación helada empezara a congelarme los pies y los dedos de las manos, sentía poco a poco como iba penetrando en mi, en fin la nieve me distraía de mis preocupaciones y las preocupaciones de la nieve, hasta que nos detuvimos en la entrada de la operación, la altura no hacia muchos estragos en mi, hasta el momento que escribo esto (17 abr 4.00 pm) no tengo ningún efecto adverso, cosa qe no puedo decir de mis compañeros, bastará con decir que parece que hemos venido 2 y no 6, en fin. Al detenernos un aplauso sostenido nos recibía, me preguntaba si era porque a pesar de todos los derrapamientos habíamos llegado con bien o sólo era porque andábamos uniformados con estos buzos térmicos, que no lucirán muy bonitos, pero que no me dejan sentir nada de frió a pesar de los -2°C que hace afuera…bueno la casaca esta paja…. 

La nieve había arreciado y se había convertido en un fino granizo que hacía cosquillas al contacto y un ruidito como de gaseosa recién servida al golpear nuestro atuendo de thinsulate. 

Han pasado ya varias horas, luego de la bienvenida la revisión médica de rigor y ver como la gente cae de soroche, jejeje, creo que mejor no me río tanto hasta que pase el 3er día acá arriba, en el tazón formado por las montañas que descascaran el cielo de tanto rascarlo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.