Espejismos de realidad

Ocurre muchas veces (al menos a mi) que se presentan oportunidades en la vida, de negocios, de trabajo, etc. que, o bien desaparecen cuando te acercas o bien no eran lo que parecían.

Como sea que fuera al encontrarte con la realidad “real” no es posible que no se llegue a sentir un poco de decepción, molestia y una pizca de ganas de mandar a la mismisisisisisisima mierda todo lo actuado, entonces te enfrentas a dos posibilidades:

La primera, es caer en desesperación, llanto y desamparo, decir que todo está perdido, lamentarte que este no es tu año (ni ninguno de los anteriores), que eres más salado que calzoncillo de pescador y que finalmente ya sabías que “algo” malo pasaría como siempre y que por eso nunca esperas anda de nada ni de nadie.

La segunda, es casi lo mismo hasta el calzoncillo del pescador, pero luego tomas aire te calmas, aprendes la lección y te decides a …aunque con miedo y sobretodo incertidumbre, seguir adelante, a seguir peleándola y luchándola, a no rendirte a dar pelea así salgas perdiendo.

Eso es lo que considero, la diferencia entre perdedores y ganadores, entre infelices y felices, creo que el espíritu, el alma , las ganas de no dejarse vencer de permanecer “necios y hambrientos” (cada quien a su manera), es en realidad el núcleo, tener o no tener cosas, dinero poder….no creo que esas cosas den la felicidad, nos decía el gran Olortegui, al final no te puedes engañar a ti mismo.

uhmmm …… jaja , parece que ando desvariando, solo me falta poner #tigerblood, naaaa ni que estuviera tan quemado.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.